info@backtothesocial.com I 976 091139

Cierra los ojos por un momento e imagina que estás allí. Las olas chocando contra el desgastado muro del Malecón; voces y guitarras en perfecta armonía con el ritmo acompasado de un tambor; la luz del sol proyectándose en las desvencijadas fachadas de Centro Habana; una pareja bailando; un grupo de jóvenes apoyado en un viejo Lada; una mujer vestida de blanco vendiendo maní; turistas con barba blanca que recuerdan a Hemingway; el Che Guevara en vallas, en billetes, en monedas, en llaveros, en camisetas… ¡Bienvenido a La Habana!

Desde el año 2003, el objetivo de Paseos por La Habana .com es responder, de una manera independiente, a las necesidades de información de los viajeros que desean explorar y comprender mejor la capital de Cuba.

Nuestra web es una invitación a caminar por el Paseo del Prado, a sentarnos un rato en la Plaza de Armas y a pasear a la caída de la tarde por las calles de La Habana Vieja.

Pasear, pasear y pasear. No hay otra forma de conocer La Habana. Los mapas, por muy precisos que sean, no indican los puntos realmente interesantes. Hay que tener paciencia, lanzarse a caminar por sus calles, olvidarse de prejuicios y dejarse llevar por los buenos consejos de los habaneros.

Solo así disfrutaremos de una de las ciudades más auténticas del mundo y descubriremos las verdaderas joyas de la capital de Cuba.

Enseguida te darás cuenta que no hay una sola Habana, sino varias. La más conocida y menos deteriorada es La Habana colonial, la de las cinco grandes plazas (de Armas, de San Francisco, Vieja, de la Catedral y del Cristo) y los baluartes militares de La Fuerza y La Cabaña.

Pero más allá de este centro histórico existe una fabulosa Habana ecléctica, y una Habana déco, y también una Habana moderna, de los años cincuenta, todas de gran interés. Está además la ciudad carpenteriana de las columnas y los soportales, La Habana de las grandes calzadas (la del Cerro, la de Monte, la de Infanta); La Habana señorial de El Vedado, dividida y subdividida en cuadrículas regulares; La Habana exclusiva de las residencias de la Quinta Avenida y el Country Club, o la marinera de Regla y Casa Blanca.

Antes era bastante común escuchar aquello de “quiero ir a Cuba, pero antes de que aquello cambie”. Hoy se puede disfrutar de ambas cosas a la vez. La Habana perezosa y de barricada sigue ahí, con sus vallas de propaganda socialista y su andar sandunguero, patria o muerte, venceremos. Pero ya son más de 10.000 los habaneros que alquilan habitaciones o casas, algunas de lujo, y hay también en la capital cientos de cafeterías y restaurantes privados.

Paseos por la Habana .com desea responder, de una manera independiente, a las necesidades de información de los viajeros que visitan la capital de Cuba. A lo largo del sitio web, te ofreceremos información actualizada y detallada de restaurantes (paladares), bares, hoteles, museos, exposiciones, monumentos y otros establecimientos y lugares de interés.

Puedes seguirnos en redes sociales a través de FacebookTwitter, Pinterest e Instagram.